Archivo de Categorías: Sociedad

La mejor serie de mi vida

Políticos corruptos, ultracatólicos en pie de guerra contra las libertades individuales, sagas familiares de millonarios que, curiosamente, dirigen empresas que dan pérdidas, redes sociales sobre las que sustentar nuestro odio, desprecio y rabia,… No hablo de las noticias de los

La mejor serie de mi vida

Políticos corruptos, ultracatólicos en pie de guerra contra las libertades individuales, sagas familiares de millonarios que, curiosamente, dirigen empresas que dan pérdidas, redes sociales sobre las que sustentar nuestro odio, desprecio y rabia,… No hablo de las noticias de los

La pedagogía de la crueldad

Llevaba varios días pensando en ello cuando descubrí que, como suele ser habitual, alguien ya lo había pensado antes. La antropóloga argentina Rita Segato puso nombre científico a la sensación que, desde hace tiempo, me acorrala cuando conecto la televisión,

La pedagogía de la crueldad

Llevaba varios días pensando en ello cuando descubrí que, como suele ser habitual, alguien ya lo había pensado antes. La antropóloga argentina Rita Segato puso nombre científico a la sensación que, desde hace tiempo, me acorrala cuando conecto la televisión,

La sociedad del daño

Tres bomberos sevillanos se enfrentan a una condena de prisión en Grecia por salvar la vida de los refugiados que llegaban a la isla de Lesbos hace dos años. Ellos, que decidieron invertir el tiempo libre de sus vacaciones en

La sociedad del daño

Tres bomberos sevillanos se enfrentan a una condena de prisión en Grecia por salvar la vida de los refugiados que llegaban a la isla de Lesbos hace dos años. Ellos, que decidieron invertir el tiempo libre de sus vacaciones en

Qualsevol nit pot sortir el sol

Llevo una semana muy jodido. No es para menos. Solo hay una cosa peor que no entender a tu propio país y es llegar a avergonzarte de él. Y eso es muy jodido porque va más allá de la dudosa

Qualsevol nit pot sortir el sol

Llevo una semana muy jodido. No es para menos. Solo hay una cosa peor que no entender a tu propio país y es llegar a avergonzarte de él. Y eso es muy jodido porque va más allá de la dudosa

No tener planes no es un plan

Hubo un tiempo en el que la frase más habitual que decía mi madre cuando me llamaba por teléfono era: “Desde luego, si se cae el techo de tu casa, no te pilla debajo”. Formaba parte de esas estrategias paremiológicas

No tener planes no es un plan

Hubo un tiempo en el que la frase más habitual que decía mi madre cuando me llamaba por teléfono era: “Desde luego, si se cae el techo de tu casa, no te pilla debajo”. Formaba parte de esas estrategias paremiológicas

El puto miedo

“No nos ahogamos por falta de oxígeno, sino por falta de capacidad en los pulmones” (Franz Kafka)   El miedo como sujeto de la acción y la pasividad. El miedo como verbo y pronombre. Con la discordancia de los pies

El puto miedo

“No nos ahogamos por falta de oxígeno, sino por falta de capacidad en los pulmones” (Franz Kafka)   El miedo como sujeto de la acción y la pasividad. El miedo como verbo y pronombre. Con la discordancia de los pies

La sociedad adolescente

Alguien nos ha hecho creer que, tras treinta y ocho años de democracia, somos un país maduro. Convertimos en ejemplar nuestra transición, porque no hubo derramamiento de sangre, y con esa medalla hemos ido tirando sin meditar un instante en

La sociedad adolescente

Alguien nos ha hecho creer que, tras treinta y ocho años de democracia, somos un país maduro. Convertimos en ejemplar nuestra transición, porque no hubo derramamiento de sangre, y con esa medalla hemos ido tirando sin meditar un instante en