iLELUYA

Y, de repente, parecía que se habían separado las aguas del océano, que una luz cegadora iluminaba el cielo nocturno, que un nuevo mesías difundía la palabra. Hilillos, como los de Rajoy valorando la catástrofe del Prestige, entrelazaban Twitter y

iLELUYA

Y, de repente, parecía que se habían separado las aguas del océano, que una luz cegadora iluminaba el cielo nocturno, que un nuevo mesías difundía la palabra. Hilillos, como los de Rajoy valorando la catástrofe del Prestige, entrelazaban Twitter y

País de fobias

Ha sido un verano enfermizo. Un trimestre que acabó acentuando una dolencia que este país arrastraba en el tiempo. O al menos eso quieren hacernos creer aquellos que diagnostican a primera vista. Llevo muchos meses leyendo, debatiendo, reflexionando sobre la

País de fobias

Ha sido un verano enfermizo. Un trimestre que acabó acentuando una dolencia que este país arrastraba en el tiempo. O al menos eso quieren hacernos creer aquellos que diagnostican a primera vista. Llevo muchos meses leyendo, debatiendo, reflexionando sobre la

No es morbo, es información

Robert Capa retrató la muerte de un miliciano en la Guerra Civil española y la publicó en la revista Life. Esa foto, hoy, es Historia. Exactamente igual que las escalofriantes imágenes de la niña de Napalm o la ejecución de

No es morbo, es información

Robert Capa retrató la muerte de un miliciano en la Guerra Civil española y la publicó en la revista Life. Esa foto, hoy, es Historia. Exactamente igual que las escalofriantes imágenes de la niña de Napalm o la ejecución de

Elogio al bloqueo

Hubo un tiempo en el que creí que lo más interesante de esta era digital, de esta aldea global en la que habitamos gracias a las redes sociales y su influencia, era abrir la ventana a las opiniones ajenas, al

Elogio al bloqueo

Hubo un tiempo en el que creí que lo más interesante de esta era digital, de esta aldea global en la que habitamos gracias a las redes sociales y su influencia, era abrir la ventana a las opiniones ajenas, al

Los símbolos no son de nadie

Me he pasado casi dos semanas evitando opinar sobre el asunto Miguel Ángel Blanco. Y confieso que ha sido más difícil que intentar comprender qué hace un acelerador de partículas. Porque cuando las opiniones catalogan nuestra convivencia, necesitamos conocer el

Los símbolos no son de nadie

Me he pasado casi dos semanas evitando opinar sobre el asunto Miguel Ángel Blanco. Y confieso que ha sido más difícil que intentar comprender qué hace un acelerador de partículas. Porque cuando las opiniones catalogan nuestra convivencia, necesitamos conocer el

La isla de la pasta

Creo que fue el pintor y escritor Santiago Rusiñol quien, a principios del siglo XX, definió Mallorca como “la isla de la calma”. Si hoy existiese alguien con la misma inquietud, con el talante cronista de Rusiñol, escribiría que hace

La isla de la pasta

Creo que fue el pintor y escritor Santiago Rusiñol quien, a principios del siglo XX, definió Mallorca como “la isla de la calma”. Si hoy existiese alguien con la misma inquietud, con el talante cronista de Rusiñol, escribiría que hace

Los 50

Aquellos, que una vez se me antojaron lejanos e inalcanzables, están aquí. No estaban tan distantes. El horizonte es una ilusión óptica. Se sitúa tan lejos como uno desee localizarlo. Y yo siempre lo quise a muchos kilómetros de distancia.

Los 50

Aquellos, que una vez se me antojaron lejanos e inalcanzables, están aquí. No estaban tan distantes. El horizonte es una ilusión óptica. Se sitúa tan lejos como uno desee localizarlo. Y yo siempre lo quise a muchos kilómetros de distancia.