Educación para la sinvergonzonería

Les molestaba mucho algo que Ellos, que son de doctrina y neoliberalismo católico, llamaban ‘adoctrinamiento ideológico’. Ellos, que jamás han condenado el franquismo, que cantan “soy el novio de la muerte” al paso de un Cristo crucificado, que utilizan a

Educación para la sinvergonzonería

Les molestaba mucho algo que Ellos, que son de doctrina y neoliberalismo católico, llamaban ‘adoctrinamiento ideológico’. Ellos, que jamás han condenado el franquismo, que cantan “soy el novio de la muerte” al paso de un Cristo crucificado, que utilizan a

La comunidad del corazón

Fue un domingo, mientras almorzaba, que me dio por conectar el televisor y curiosear en su programación. Hace tiempo que desconfío de la información que vierte ese electrodoméstico y suelo emplearlo únicamente como soporte para el visionado de series. Emitían

La comunidad del corazón

Fue un domingo, mientras almorzaba, que me dio por conectar el televisor y curiosear en su programación. Hace tiempo que desconfío de la información que vierte ese electrodoméstico y suelo emplearlo únicamente como soporte para el visionado de series. Emitían

Los superhéroes muertos

Hace muchos años, tantos que me entumece pensarlo, se cruzó en mi vida un cómic de superhéroes. Yo era de Mortadelo y Filemón, de 13 Rue del Percebe, y confieso que aquellas historias, pese a lo atractivo de sus vestuarios,

Los superhéroes muertos

Hace muchos años, tantos que me entumece pensarlo, se cruzó en mi vida un cómic de superhéroes. Yo era de Mortadelo y Filemón, de 13 Rue del Percebe, y confieso que aquellas historias, pese a lo atractivo de sus vestuarios,

Las palabras son nuestras

No sé qué hemos hecho con la Historia. Cómo hemos desvirtuado los relatos, adaptando los hechos a una verdad tan particular que, por reduccionista, acaba siendo mentira. Si la sociedad del futuro se sustenta sobre las bases del presente, la

Las palabras son nuestras

No sé qué hemos hecho con la Historia. Cómo hemos desvirtuado los relatos, adaptando los hechos a una verdad tan particular que, por reduccionista, acaba siendo mentira. Si la sociedad del futuro se sustenta sobre las bases del presente, la

Sobre la huelga y otros deseos

Como si descubrieses de repente quién era Keyser Söze, resultaba inquietante identificarlos. Su argumento me era familiar en su insolencia. Decían cosas como “pero… ¿para qué hace falta una huelga feminista? Si hiciésemos una huelga solo de tíos se nos

Sobre la huelga y otros deseos

Como si descubrieses de repente quién era Keyser Söze, resultaba inquietante identificarlos. Su argumento me era familiar en su insolencia. Decían cosas como “pero… ¿para qué hace falta una huelga feminista? Si hiciésemos una huelga solo de tíos se nos

La ideología del idioma

Siempre que escuchaba la historia de un alto profesional médico que era rechazado por no hablar catalán pensaba que era una leyenda urbana. En serio. La he escuchado tantas veces, en foros tan distintos, con diferentes protagonistas, que llegué a

La ideología del idioma

Siempre que escuchaba la historia de un alto profesional médico que era rechazado por no hablar catalán pensaba que era una leyenda urbana. En serio. La he escuchado tantas veces, en foros tan distintos, con diferentes protagonistas, que llegué a

La culpa de todo la tiene Zuckerberg

Y Larry Page, el creador de Google. Ese también. Ellos dos, al frente de los modelos de negocio de sus empresas (Facebook y Google), han convertido nuestro presente en un lugar inseguro donde la prudencia está penalizada. El siglo XXI

La culpa de todo la tiene Zuckerberg

Y Larry Page, el creador de Google. Ese también. Ellos dos, al frente de los modelos de negocio de sus empresas (Facebook y Google), han convertido nuestro presente en un lugar inseguro donde la prudencia está penalizada. El siglo XXI