DERECHO A VIVIR.preview

No te respeto

El radicalismo, que en más de una ocasión se filtra en el panorama político cuando no hay nada que un extremista deteste más que hacer política, suele balancearse entre dos conceptos antagónicos: el miedo que infunde y la parodia. Comprendo

DERECHO A VIVIR.preview

No te respeto

El radicalismo, que en más de una ocasión se filtra en el panorama político cuando no hay nada que un extremista deteste más que hacer política, suele balancearse entre dos conceptos antagónicos: el miedo que infunde y la parodia. Comprendo

39421a_f72754a044d543ef9a58a469e8254e66.jpg_srz_800_531_85_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz
/ ocio

Queridos vecinos

Escribo este artículo después de cenar en Palma y tras intentar, infructuosamente, tomar una copa en una terraza entre la zona de Sa Llotja y es Passeig del Born. Menos mal que el calor me recuerda que es agosto que

39421a_f72754a044d543ef9a58a469e8254e66.jpg_srz_800_531_85_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz
/ ocio

Queridos vecinos

Escribo este artículo después de cenar en Palma y tras intentar, infructuosamente, tomar una copa en una terraza entre la zona de Sa Llotja y es Passeig del Born. Menos mal que el calor me recuerda que es agosto que

P04A

Magaluf Caníbal

Como si fuesen humanos, los veranos siguen pautas de conducta. Una especie de guía de comportamiento estacional que relaciona los calores propios del mes con la vida en comunidad. De esa manera, todos los veranos tienen su canción, su bronceador

P04A

Magaluf Caníbal

Como si fuesen humanos, los veranos siguen pautas de conducta. Una especie de guía de comportamiento estacional que relaciona los calores propios del mes con la vida en comunidad. De esa manera, todos los veranos tienen su canción, su bronceador

bandera-palestina-1
/ Gaza

No olvidar a Muhammad

No es una superproducción. No está en juego el Oscar a la mejor interpretación ni el reconocimiento del público a los efectos especiales. Es la realidad; la más sangrienta y cruel que un ser humano pudiese imaginar. Era el segundo

bandera-palestina-1
/ Gaza

No olvidar a Muhammad

No es una superproducción. No está en juego el Oscar a la mejor interpretación ni el reconocimiento del público a los efectos especiales. Es la realidad; la más sangrienta y cruel que un ser humano pudiese imaginar. Era el segundo

duques-de-palma(1)

El lugar del otro

En un Madrid engalanado para los actos de la coronación de Felipe VI, recibí la llamada de un amigo. Entre bromas, acosados por una programación televisiva que no ofrecía escapatoria, asombrados ante el poco eco que –a nuestro entender- había

duques-de-palma(1)

El lugar del otro

En un Madrid engalanado para los actos de la coronación de Felipe VI, recibí la llamada de un amigo. Entre bromas, acosados por una programación televisiva que no ofrecía escapatoria, asombrados ante el poco eco que –a nuestro entender- había

5717x2

Saber perder

España, como todos los países, es una consecuencia histórica. Como si se tratase de un ADN patrio, vamos acumulando durante siglos una serie de características que terminan por conformar nuestra identidad y que vamos heredando, de generación en generación, sin

5717x2

Saber perder

España, como todos los países, es una consecuencia histórica. Como si se tratase de un ADN patrio, vamos acumulando durante siglos una serie de características que terminan por conformar nuestra identidad y que vamos heredando, de generación en generación, sin

parquimetros_inteligentes_ana_botella

El cambio por el cambio

No soy huraño. Las personas que me conocen lo saben. Es más, he intentado hacer de la cordialidad un leit motiv. He sonreído tanto –en ocasiones, como simple habilidad social- que tengo unas arrugas de expresión que no se desdibujan

parquimetros_inteligentes_ana_botella

El cambio por el cambio

No soy huraño. Las personas que me conocen lo saben. Es más, he intentado hacer de la cordialidad un leit motiv. He sonreído tanto –en ocasiones, como simple habilidad social- que tengo unas arrugas de expresión que no se desdibujan