Archivo de Categorías: Mallorca

BCM

No recuerdo con exactitud la primera vez que entré en la discoteca BCM de Magaluf. La memoria es caprichosa y si por ella fuese ubicaría la visita en los ochenta aunque la realidad se decantase por la década posterior. De

BCM

No recuerdo con exactitud la primera vez que entré en la discoteca BCM de Magaluf. La memoria es caprichosa y si por ella fuese ubicaría la visita en los ochenta aunque la realidad se decantase por la década posterior. De

El turista no tiene la culpa

Llegué a Barcelona un viernes por la tarde. En la misma estación de Sants decidí que aquella temperatura tan agradable lo único que pretendía era invitarme a pasear, durante media hora, hasta la casa de mis amigos Roberto y Joan,

El turista no tiene la culpa

Llegué a Barcelona un viernes por la tarde. En la misma estación de Sants decidí que aquella temperatura tan agradable lo único que pretendía era invitarme a pasear, durante media hora, hasta la casa de mis amigos Roberto y Joan,

La herida aliviada

El martes pasado recibí la llamada de mi hermana para darme la noticia. Se estaban exhumando los restos de la fosa común de la Guerra Civil en el cementerio de Porreres y ya tenían nuestro ADN para poder cotejarlo con

La herida aliviada

El martes pasado recibí la llamada de mi hermana para darme la noticia. Se estaban exhumando los restos de la fosa común de la Guerra Civil en el cementerio de Porreres y ya tenían nuestro ADN para poder cotejarlo con

La erótica de la corrupción

Estaba yo en Mallorca cuando… “¿Para qué son necesarias 45 personas?”, preguntó mi amiga Marta, con rigurosa actitud. “¿Para una orgía?”, contesté. El resto de amigos disculparon mi aportación achacándola a los ‘daños colaterales’ propios de las altas temperaturas. “Cualquier

La erótica de la corrupción

Estaba yo en Mallorca cuando… “¿Para qué son necesarias 45 personas?”, preguntó mi amiga Marta, con rigurosa actitud. “¿Para una orgía?”, contesté. El resto de amigos disculparon mi aportación achacándola a los ‘daños colaterales’ propios de las altas temperaturas. “Cualquier

Derecho al pataleo

En octubre de 2007 escribí un artículo que, entre otras muchas cosas, señalaba a los responsables de lo que, varios años después, se destaparía como uno de los casos de corrupción más escandalosos de la era democrática en Mallorca. En

Derecho al pataleo

En octubre de 2007 escribí un artículo que, entre otras muchas cosas, señalaba a los responsables de lo que, varios años después, se destaparía como uno de los casos de corrupción más escandalosos de la era democrática en Mallorca. En