Me falta música

img_9703

 

Lo llamaban el ‘efecto Phil Collins’. Ignoro si en la actualidad existe otro cantante o banda al que endosarle el sambenito; alguien que renueve la mala fama que, en cifras de audiencia, tiene la música en televisión. Fue una de las cosas que aprendí nada más empezar a trabajar en el medio: que había una señora en Cuenca que era la que realmente decidía el presente de la televisión en nuestro país y que uno de los tres artistas pop –junto a Paul McCartney y Michael Jackson– que había vendido más de cien millones de álbumes en todo el mundo había pasado a la historia de la tele por atribuir a su nombre la caída de audiencia que se provocaba cada vez que se emitía una actuación musical.

No me gusta el maltrato que la televisión le propina a la música en nuestro país. Pocas cosas surgen por generación espontánea. De hecho, cualquier mal, el más minúsculo error, es consecuencia de un equívoco anterior. La desaparición de la música de la educación primaria, el pirateo, la escasez de espacios para tocar en directo o el ‘efecto Phil Collins’ son caras de una misma realidad: el desinterés de varios sectores de la sociedad por la cultura y el entretenimiento. Porque en este país la cultura es cosa de rojos (eso piensa parte de la derecha) o de pijos (eso piensa parte de la izquierda) y mientras tanto, vamos descendiendo las aguas bravas como Freddy Mercury nos dio a entender. Y el entretenimiento se reduce a un botellón o unas copas en la barra de un local, como si la pedagogía del ocio fuese un invención descabellada. Y entre Gobierno, gestores, empresarios y consumidores, vamos empobreciendo nuestro nivel cultural en nombre de la sagrada rentabilidad.

Es falso que a las personas no les interese la música. Lo que sucede es que la televisión actual solo refleja la realidad que le beneficia, casi siempre económicamente. El éxito de talent show como Operación Triunfo, La Voz o Got Talent desmonta el ‘efecto Phil Collins’. Sin embargo, ese formato ha anulado al clásico programa de entrevistas y actuaciones musicales que durante décadas alimentó nuestro conocimiento musical y llenó nuestras cintas de vídeo de actuaciones que hoy son auténticas joyas en vías de extinción. Nos conformamos con los sueños de una niña que admira a Estrella Morente en lugar de escuchar cantar a la propia Estrella Morente. Son tiempos de sucedáneos. Y si bien no tengo nada en contra de ese formato, sí me preocupa que se opte por sustituir en lugar de complementar.

Que en el año 2016, toda la música que podamos ver en la televisión de este país sea en un concurso o en Qué tiempo tan feliz, ya dice mucho de quienes somos o en quienes nos han convertido. Salvando excepciones puntuales como A mí manera (La Sexta), puede que la auténtica responsabilidad recaiga, una vez más, en la televisión pública. Mientras Radio 3 sí cumple con ese deber y reivindica la música por encima de otros intereses comerciales y de audímetros, TVE ha relegado los pocos programas musicales que mantiene a horarios imposibles, convirtiéndolos en productos testimoniales que, en ocasiones, ni siquiera sus consumidores objetivos saben que existen. Atrás quedan las décadas doradas de Aplauso, Tocata, Rockopop, La edad de oro, Música sí, Séptimo de caballería o No disparen al pianista, por poner solo algunos ejemplos, que curtieron a varias generaciones en el disfrute de la música rock y pop. La crisis y el desinterés del Gobierno hacia una televisión pública que fuese más allá de un instrumento de propaganda hizo que la única norma creativa que se impusiera en la casa fuese la económica. De ahí que lleven años tirando de imágenes de archivo para sostener horas de televisión. Es cierto que la fórmula, aunque desgastada, ha logrado pequeños descubrimientos como Cachitos de hierro y cromo o Música ligerísima. Sin embargo, no deja de resultar frustrante comprobar, desde este páramo, que hubo un tiempo en el que los Jackson Five, Abba o Bowie actuaron en directo en nuestra televisión. La nutrimos de nostalgia y ni siquiera estamos dotándola de contenidos para seguir alimentando esa nostalgia más allá de una o dos generaciones. Vemos en la tele actuaciones míticas en programas de los 80 y 90 pero ¿qué veremos dentro de veinte años? ¿Las mismas actuaciones que ahora? Porque para la televisión española actual, Silvia Pérez Cruz, Bloc Party, Sam Smith, Sia o Miss Caffeína no existen.

Nos cuentan que es que los hábitos han cambiado, que ahora consumimos música por internet. Pero lo que no nos dicen es que consumimos actuaciones musicales de los Grammy, de los Brit Awards, de la BBC Music, de late night estadounidenses o de programas musicales de cualquier otro país. Quizá es que nuestra verdadera crisis comenzó en el momento en el que asumimos que los demás pueden hacerlo mejor y más rentable que nosotros.

  1. Logan

    Hola Sr Paco Tomás, creo que hace usted muy bien en reivindicar la falta de espacios musicales en Tve, pero mucho me temo que caerán en saco roto, y digo esto porque estoy totalmente convencido de que la música ha dejado de tener la relevancia que tuvo en otras épocas, y también la televisión ha dejado de tenerla. En 1981 nacía en EE.UU una joven cadena musical llamada MTV en la cual se emitían continuamente los videoclips de los artistas pop del momento: Cyndi Lauper, Michael Jackson, Madonna, Depeche Mode, Spandau Ballet, Frankie goes to Hollywood, Prince, Tina Turner, David Bowie, etc, era perfecta para promocionar música e imagen por igual. El evento musical mas importante de la década de los 80 fue sin duda el macro concierto Live Aid del 13 de Julio de 1985, ese evento se retransmitió en prácticamente todo el mundo, también en Tve y tuvo una gran repercusión en la prensa mundial. Aquí en España no teníamos MTV pero ni falta que hacia, porque teníamos un montón de programas musicales como algunos de los que usted mismo ha nombrado: Aplauso, La edad de oro, Auambabulubabalambambú, Tocata, Disco Visto, A tope, Popgrama, Musical Express, Rockopop, etc, y en ellos se emitían reportajes de las estrellas del pop y del rock, entrevistas, videoclips y actuaciones en directo y también en riguroso playback, tanto nacionales como internacionales. Con todos esos programas no necesitábamos MTV, por que Tve suplía con creces la carencia de la misma. Hay que tener en cuenta que a finales de los 70 y en los 80 solo había dos vías de escuchar música y de ver vídeos, la radio y la televisión, ya que aunque era raro el hogar donde todavía no hubiera un televisor o una radio, no en todos las casas había tocadiscos o radiocasetes y mucho menos aparatos de vídeo para grabar los programas ya que en esa época todavía eran un articulo de lujo, ni siquiera el walkman era un aparato demasiado extendido al principios de los 80. En los 90 ya casi todo el mundo tenia walkman, discman, aparato de vídeo para grabar los videoclips de nuestros artistas favoritos y todavía la música tenia relevancia, sobre todo la extranjera, en el sentido de que todavía estaba considerada como parte de la cultura, no como un producto de consumo de usar y tirar como pasa actualmente, todavía en los 90 hubo en Tve un puñado de buenos programas musicales como: Rockopop que duró hasta 1992, Plástic, Zona Franca, Ponte las pilas, Fanático, Música si, Séptimo de caballería (que contó con la única actuación hasta la fecha de Madonna en Tve), pero con la llegada de las cadenas privadas, la competencia era brutal y no se podía competir contra la telerealidad y el todo vale, sólo con música, el caso es que a medida que iba avanzando la década de los 90 y sobre todo a partir de la llegada del PP al gobierno en 1996 Tve cayó en picado y los programas propiamente musicales fueron desapareciendo, también los infantiles.
    No disparen al pianista, (2007-2009) creo que fue el último programa musical de Tve en condiciones.
    También hay que recordar aquellos programas que sin ser exclusivamente musicales, daban cabida a la música, programas de variedades como: Ahí te quiero ver, Tariro tariro, Viaje con nosotros, Entre amigos, Un, dos, tres, La bola de cristal, Sábado noche, ¿Pero esto que es?, Hola Rafaella, Si lo sé no vengo, Viva el espectáculo, Sara y punto, Caliente, Por la mañana, Un día es un día, La luna, La Ronda, etc.
    Todo eso acabó fue una época dorada para la música y creo que es difícil que vuelva, (hasta MTV dejó de ser una cadena exclusivamente musical) porque donde antes había una televisión y media, ahora hay un montón de canales (morralla), ademas ahora tenemos internet, podemos ver entregas de premios, videoclips, conciertos enteros en youtube o con nuestros dvd,s en casa y a la hora que queramos.
    La música ya no tiene relevancia, ni los videoclips y la televisión tampoco, así que a su pregunta de que van a ver las nuevas generaciones dentro de 20 o 30 años cuando quieran echar la vista atrás, es nada, no verán nada, sobre todo si lo comparan con los 70, 80, o 90. Supongo que se hablara del cambio climático, de terrorismo, de corrupción, de redes sociales, pero no de música, eso téngalo usted seguro.

  2. Logan

    Dentro de 20 años y me temo que dentro de 30, 40, 50 y 100, no se hablará de música, por lo menos de la de ahora, porque la música ha dejado de ser relevante y la televisión también. Se hablará del cambio climático, de terrorismo, de corrupción, o de las redes sociales, pero no de música. La prueba es el maravilloso archivo audiovisual de Tve, da gusto ver los contenidos de los años 70, 80, o incluso de los 90, por entrañables y artesanos, pero… seamos realistas ¿a quien le van a interesar en el futuro los programas de hoy? ¿a quien le va a interesar en un futuro David Guetta, Beyoncé, o Lady Gaga? Creo que si se interesan por algo de la televisión actual será por los realitys de Telecinco, pero solo para hacer un estudio sociológico de como éramos entonces.
    Es triste pero es así, la época dorada de la música, de los videoclips, de las estrellas de la música y de la televisión pasó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: