Asociación de ideas

Resulta comprometido verificar el aprecio positivo que adquiere una cualidad de la que uno carece. De esos conflictos he sumado cientos en mi vida y uno de ellos tiene que ver con la espontaneidad. No soy espontáneo. O al menos no soy consciente de serlo. Siempre improviso sobre guión. Llámenlo deformación profesional. Y resulta que la capacidad de chulear a la razón, de dejarse llevar por la emoción y el instante, es algo que siempre se menciona en las loas a la personalidad.

Por esa razón –y porque enero permanece y mi caja de propósitos de año nuevo sigue sin desembalar- he decidido ser espontáneo. Me he propuesto un ejercicio: improvisar esta columna. Dejar que la libre asociación de ideas sea quien marque el asunto de este artículo. Ser consecuencia de la imaginación y no de la razón. Muy Hume.

Cada vez que llega a mi calendario el tercer lunes de enero no puedo hacer otra cosa que admirar la disposición del señor Cliff Arnall, el investigador de la universidad de Cardiff (Reino Unido) que, hace una década, creó la fórmula matemática que señalaba ese día como el día más triste y deprimente del año. El Blue Monday. He entendido que la investigación de Arnall se basó en algo bastante lógico: entender la navidad como un lsd, analizar sus síntomas y aceptar el ‘bajón’.

Yo, sin embargo, empecé la semana con una carcajada. Leí que la hija y la sobrina de Los Chunguitos, Aroa y Encarna, el dúo Alazán, posaban en topless en la revista Interviú como muestra de apoyo a sus familiares, muy criticados en las últimas semanas por sus comentarios racistas y homófobos en el programa Gran Hermano VIP. Voy a repetirlo por si se les ha esfumado algún detalle de la narración. Juan y José Salazar (Los Chunguitos), víctimas de su escaso filtro mental, según afirmó su propio representante en un comunicado –o sea, los hermanos Salazar son espontáneos, no como yo-, llamaron “mono” a un concursante negro y afirmaron que preferirían tener un hijo “deforme” a “maricón”. La reacción de su hija y su sobrina ha sido enseñar las tetas en una revista como muestra de solidaridad con sus parientes. No me digan que no es una maravilla.

interviuchunguitos

Desde esta columna reivindico el despelote como prueba de apoyo a cualquier causa que lo merezca. Incluso de aquellas que no lo merezcan porque si el respaldo pasa por el desnudo, nuestro disfrute justificará lo injustificable. Tanto si nos gusta lo que vemos como si no ya que, en el primer caso, estimulará nuestro deseo mientras que en el segundo, animará nuestra habilidad crítica.

Quiero ver a la Infanta desnuda mostrando su apoyo a su marido, a Borja Semper sin ropa solidarizándose con la legislatura de Mariano Rajoy y a todos los fans de Belén Esteban empatizando en pelotas con esa mujer a la que, curiosamente, padezco más ahora que está aislada del mundo que antes cuando formaba parte de él.

“No son racistas ni homófobos, solo son mayores”, han dicho Aroa y Encarna. La mente humana, aunque en ocasiones no lo parezca, está llena de recursos. Algunos son francamente originales, novedosos, estimulantes,… Otros responden a un lugar común tan común que acaba ofendiendo la inteligencia del tipo que escucha. Este argumento que relaciona edad con prejuicios se me antoja obsoleto pero podemos darle el beneficio de la duda. Pero ese del que se sirvieron Los Chunguitos al ser expulsados del concurso, ese de “no, si yo tengo muchos amigos gays”, apesta.

No conozco agresión verbal, desprecio, vejación, discriminación contra un gay que, puesta en evidencia, no vaya seguida de esa coartada barata. ¿Es que no hay un homófobo en este país que no tenga muchos amigos gays? Si eso es así, los gays deberíamos empezar a elegir mejor a nuestras amistades. Porque para mí, y supongo que para todo el mundo, la amistad es un afecto personal sin condiciones, una afinidad. ¿Me puede explicar alguien como unos señores que detestan la práctica homosexual pueden tener amigos homosexuales? Lo dudo. Es más, creo que todos los que dicen eso, mienten.

Supongo que cuando en nuestra mente está presente una idea y dejamos que los contenidos mentales fluyan uno tras otro, vinculándose en pura asociación libre, como aquella que empleaba Freud en sus teorías psicoanalísticas, al final pasa esto: una columna sin filtro. Espero que sepan disculparme. No soy espontáneo.

IMG_2052

Como las Salazar, me desnudo como muestra de apoyo a cualquier partido político que prometa acabar con la sangría económica a la que los gobiernos de este país someten a los autónomos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: