No te respeto

El radicalismo, que en más de una ocasión se filtra en el panorama político cuando no hay nada que un extremista deteste más que hacer política, suele balancearse entre dos conceptos antagónicos: el miedo que infunde y la parodia.

Comprendo que en el libro de estilo del buen demócrata está el respeto por las ideas de aquellos que piensan de un modo diferente y la defensa de un sistema que les permita expresar esas ideas en libertad. Sin embargo, a medida que voy cumpliendo años noto que cada vez me interesa menos fingir que respeto determinadas ideas, opiniones y principios ideológicos. ¿Por qué tengo que expresar que las ideas de organizaciones como Amanecer Dorado son ‘respetables’ por mucho que se hayan refrendado en las urnas? Cualquier pensamiento que incite al odio, a la discriminación, a la exclusión, a la no convivencia pacífica entre seres humanos diferentes, no es respetable. Es despreciable e indigno del juego político. No es política; es atrocidad.

Solo el poder convierte al hazmerreír que hay detrás de un radical en un ser peligroso. Por desgracia, nuestra sociedad está repleta de radicales que no son más que una pantomima, unos personajes pasados de rosca que solo sirven para animar debates televisivos y decir estupideces desde un lugar que ellos ven como un púlpito cuando, en realidad, están subidos en una caja de cervezas. A medida que esos seres paródicos reciben el apoyo que les va instalando en el poder, su necedad deja de hacernos gracia y comienza a asustarnos. Porque un radical con poder no duda en cortar por lo sano ya que no entiende el significado de palabras como diálogo, libertad, derechos, respeto, tolerancia, convivencia, igualdad,…y les hablas de soberanía popular y ponen los ojos en blanco.

Esos radicales acaban convirtiendo su mediocridad en liderazgo, dejan escapar al monstruo y se convierten en errores de la Humanidad, en la materialización del fracaso del ser humano y de su inteligencia. ¿Qué otra cosa son Hitler, Stalin, Franco, Pinochet, Kim Jong-il -es lamentable pero hay muchos más- que errores en la evolución histórica del género humano?

He dejado de considerar determinadas ideas como parte del engranaje democrático. Son incompatibles con el desarrollo. Y sin la osadía de pretender emular al genio, procuro enfrentarme a este tipo de personajes desde una óptica más satírica, como hizo Chaplin en El gran dictador. Les adelanto que no sirve de mucho, especialmente cuando el mal ya se ha instalado en el poder, pero ayuda a identificar al fanático antes de que sea demasiado tarde.

Esa deficiencia que hay detrás de todo fundamentalista es incontrolable. Se manifiesta en cualquier momento, cuando uno menos se lo espera, el menor acontecimiento de la actualidad es susceptible de provocarle el vómito cerebral. Y ahí es cuando el resto de seres humanos no contagiados por semejante epidemia debemos identificar al paciente infectado de estupidez y dejar que se exprese en su hábitat particular –parques, estaciones de autobús, pequeñas asociaciones, tertulias de canales de televisión minoritarios- pero bloquear su acceso a cualquier lugar que le permitiese convertir su discurso caricaturesco en un arma de poder y, por lo tanto, en un nuevo error para la Humanidad.

Un ejemplo. Esta semana he conocido que, el año que viene, el ayuntamiento de Andratx iba a acoger el Mallorca Gay Chorus Festival, que no es otra cosa que un festival internacional de coros gays. Algo tan digno como una muestra de folclore o un festival de la canción mediterránea. Ese hecho, sin mayor trascendencia, es suficiente para que el radicalismo más patético se manifieste con esos argumentos de Atapuerca que tanto les gusta defender. Dos asociaciones muy minoritarias, Derecho a Vivir y Hazte Oír –conocida ya socialmente como Hazmerreír-, han levantado su voz contra ese festival porque, atentos que es de traca, pretende “llevar la homosexualidad a todos los hogares del municipio mediante la promoción de la música gay”. Ni yo como guionista hubiese podido escribir una frase mejor para definir un arquetipo de personaje. En una película ves a un actor pronunciando esa frase y ya sabes que estás viendo una comedia.

Esas asociaciones, así como el señor Juan José Tenorio Enseñat, portavoz balear de Derecho a Vivir, que ha definido el festival como “gueto cultural de maricones” –por favor, ¿no les recuerda al Mauricio Colmenero de Aída?-, manifiestan opiniones que no son aceptables ni respetables en el siglo XXI. Las acepto como una ostentación de su estupidez y cada uno es libre de hacer ostentación de lo que le sobra pero, bajo ningún concepto, podemos escucharlas desde el respeto y, mucho menos, tenerlas en cuenta para modificar cualquier decisión tomada desde una institución pública que se rige por valores democráticos. Porque en ese momento será cuando el radical se sienta poderoso y entonces la cosa solo podrá ir a peor. Defenderé el Derecho a Vivir su necedad sin obstáculos –ya le digo, en parques, barras de bar,…- pero no me exija respeto a sus ideas porque esas ideas son una falta de ortografía en el libro que toda sociedad respetable debería escribir.

DERECHO A VIVIR.preview

Anuncios

  1. Juan

    Este tipo de gente, que no son más que caricaturas (como Mauricio Colmenero), afectan gravemente al detector de sarcasmo y cinismo, pues el cerebro de uno no asimila, o no quiere asimilar, que la barbaridad que acaban de decir no la hayan decho de bromas, en “plan coña”. Me ha pasado varias veces seguirles la corriente pensando que estaban en clave de humor para darme cuenta que lo decían en serio, tan seriamente que da miedo.

    Como siempre, usted siempre impecable.

  2. Juan

    La verdad es que soy muy pesimista, cada vez creo menos en la “bondad” del ser humano. Palabras como respeto, libertad, igualdad, amor… llegan a sonar tan huecas en medio de discursos tan carentes de sentido… En fin, nos roban las palabras y ahora también nos quieren quitar la música.

    Gracias por tus artículos Paco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: