Esta columna está sobrevalorada

¿Se imaginan un Ikea de la Lengua? Una gran superficie en la que los clientes tuviéramos que comprar palabras sueltas –adjetivos, verbos, sustantivos, complementos varios- para poder construir nuestras propias frases. El sector de las frases hechas sufriría los efectos de esta competencia y eso marcaría el principio de una crisis enriquecedora en el lenguaje. Todos iríamos a esa gran superficie comercial porque las frases ‘descompuestas’ saldrían más baratas que las frases hechas. Luego, con la hoja de instrucciones, cada uno en su casa, montaríamos nuestro personal “cría cuervos y te sacarán los ojos” o nuestro particular “poner los puntos sobre las íes”. Eso sí, algún artículo seguro que nos sobraba. Siempre sobra una pieza.

Con ese argumento escribí un sketch de humor para el programa Carne Cruda –ahora en la Cadena SER en formato 2.0-, lo interpreté con el gran actor Rulo Pardo para El Estado Mental Radio –un proyecto de radio en Internet muy interesante- y tal vez las actrices Roser Pujol y Maika Jurado también lo incorporen a la obra de teatro Alegrías las justas (que bastante bonita es la vida ya de por sí), dirigida por Quino Falero. O sea, que pongo la mano en el fuego por la historia de las frases hechas.

Una de las expresiones que más salida tiene últimamente, después de “con la que está cayendo” que ha sido el hit de la temporada, es aquella que concluye con el predicado “está sobrevalorada”. Hay una variedad inmensa de sujetos gramaticales que añadir a esa frase, como si fuera un juego de imanes para la nevera, lo que acaba por transmitirnos la sensación de que vivimos en una sociedad sobrevalorada en sí misma.

Nos pasamos la vida concediendo a algo (o alguien) más valor del que tiene en realidad y nos hemos acostumbrado a ello, como si formase parte del ciclo de la vida. He llegado a leer que pensar está sobrevalorado. Podemos construir la frase con el sujeto que más nos interese y en todos los casos obtendremos una máxima estupenda que dirá mucho de nosotros y abrirá, en el mejor de los casos, un debate interesante aunque los debates estén sobrevalorados.

‘Twitter está sobrevalorado’, ‘la juventud está sobrevalorada’, ‘el rap está sobrevalorado’, ‘J.J. Abrams está sobrevalorado’, ‘la institución familiar está sobrevalorada’, ‘la sinceridad está sobrevalorada’, ‘la movida madrileña está sobrevalorada’, ‘el microteatro está sobrevalorado’, ‘la clase política está sobrevalorada’, ‘la frivolidad está sobrevalorada’, ‘Avatar, de James Cameron, está sobrevalorada’, ‘la verdad está sobrevalorada’, … y así hasta completar infinitas combinaciones que nos lleven a una única conclusión: nuestro planeta está sobrevalorado.

jose-maria-aznar-4Todos caemos en la tentación de esa frase hecha. Incluso aquellos que jamás la pronunciaron han contribuido a ella sobrevalorando algo (o a alguien) para que otros puedan venir después y subrayar el desliz. Véase el caso de Justin Bieber o la victoria de Mariano Rajoy aquel 20 de noviembre de hace tan solo un año y medio, aunque tengamos la sensación térmica de que han pasado diez. De hecho, me atrevería a decir que Rajoy es lo único que jamás estuvo sobrevalorado –quizá sí lo estuvo en 2003 cuando Aznar lo eligió como sucesor; de hecho creo que fue lo que le faltó decir en la última entrevista que concedió a Antena 3- y sin embargo ha llegado a lo más alto en su carrera profesional. Quizá deberíamos empezar a incorporar la palabra ‘mérito’ a las frases que contengan el nombre propio Rajoy.

Creo que disfrutamos sobrevalorando porque sabemos que, en algún momento, podremos regodearnos en el desprestigio. Abrir las compuertas de la adrenalina y soltarla como si no existiera un mañana. Eso nos ayuda. Como los ansiolíticos.

Únicamente hay dos frases en la gran superficie comercial de las palabras sueltas que ya se venden fabricadas, sin posibilidad de alteración, dándoles así un lustre de sentencia incuestionable: ‘el precio de la vivienda está sobrevalorado’ y mi favorita, ‘el sexo está sobrevalorado’. Dos verdades absolutas que a medida que voy cumpliendo años se hacen más categóricas.

Acabo de ver un informativo. No me cabe la menor duda de que la raza humana está sobrevalorada.

Anuncios

  1. sam

    Mira esta página, no tiene desperdicio, es divertidísima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: