Un 10 en religión

Aprobar religión es sencillo. Lo único que hace falta es no pensar. Apartar de tu mente cualquier facultad para resolver problemas y extraer argumentos. No expongas razonamientos lógicos. No cuestiones nada. Ni se te ocurra reflexionar. Haz todo lo contrario a lo que se espera de ti como estudiante en un centro educativo. Repite como un papagayo todo aquello que te diga el profesor/a o aparezca reflejado en el libro de texto. No pretendas entender nada. Solo repite. Y ya está. Apruebas. Te doy mi palabra.

Otra cosa es suspender matemáticas con un 0 y pretender tener una media de 5. Eso sería un milagro. ¡Pues estás de suerte! ¡Has elegido la asignatura adecuada para los milagros! ¿Como no iba a ser posible compensar un 0 en matemáticas o lengua con una asignatura que te dice que los muertos resucitan, que se puede caminar sobre el agua y que una mujer puede quedarse embarazada sin perder su virginidad? Como en Disneyland, en la asignatura de religión todo es posible. Lo único que tienes que hacer es sacar un 10. Eso te llevará un poquito más de esfuerzo, tampoco mucho, no te creas. Basta con ensayar en casa cierta credibilidad a la hora de afirmar cosas como que tu cuerpo va a trascender. Eso no significa que vayas a ser el futuro Premio Cervantes ni que vayas a ganar el Nobel de Medicina. De hecho, pensar eso no es bueno para aprobar religión con un 10. Lo llaman ‘pecado capital’. Exactamente, pecar de soberbia. Cuando en religión se habla de ‘trascender’, se refiere al viaje al más allá. A abandonar lo material para entrar en el reino de lo espiritual. Si te has leído La historia interminable o Harry Potter te será mucho más sencillo conectar con toda esa teoría. Si consigues aportarle credibilidad a cualquier concepto, por muy inverosímil que te parezca, el 10 es tuyo y tu media, aún suspendiendo una asignatura con disciplina científica, será 5. Si eso no es darle un sentido a la existencia, que baje Dios y lo vea.

cartel-clase-de-religion

Recuerdo mi infancia, tengo que hacer un ejercicio de regresión propio de los dosieres de Anne Germain, y aquellas clases de religión con catecismo sobre el pupitre. Recuerdo a una compañera que en una de esas clases preguntó: “¿Cómo nace Dios?” Y la profesora, una gran creyente que regalaba estampitas de santos cuando hacías bien los deberes, contestó: “Dios nace de la Nada”. Y mi compañera, haciendo uso de la lógica infantil, apuntó: “Pero…si no hay nada, ¿cómo puede salir una persona de la Nada?” Suspendió religión. En la recuperación solo tuvo que asumir lo de la Nada, que Dios no estaba en la categoría de las cosas que eran creadas o causadas, que Dios existía y punto. Y así fue como aprobó. Reconociendo que estaba equivocada y que había pecado de soberbia delante de todos sus compañeros.

Supongo que con más notables en matemáticas podríamos llegar a entender la vida como una infinita línea recta y no como un maldito círculo que siempre nos obliga a volver a empezar. Pues bien, el 20 de noviembre de 2011 volvimos a empezar. Y la nueva reforma educativa -¡y van ocho!- es una parte de ese todo. El puto ciclo de la vida. Hasta en El rey león resulta más atractivo.

Nada va a cambiar hasta que revisemos los acuerdos entre el Gobierno español y el Vaticano, hasta que respetemos lo que significa vivir en un estado laico, hasta que la Conferencia Episcopal deje de interferir en las reformas civiles de un país, hasta que asumamos que la religión pertenece al ámbito estrictamente privado del ser humano y si bien jamás debe ser reprimida ni perseguida tampoco debe formar parte del adoctrinamiento del Estado. ¿Se acuerdan del ministro Wert diciendo que derogaba la asignatura de Educación para la Ciudadanía porque ‘adoctrinaba’? Y la clase de religión, ¿qué es si no adoctrinamiento?

Toda mi generación estudió religión. Eran otros tiempos. Tan otros como los de ahora. Y aprobarla con buena nota contaba para la media. Hoy sabemos que no te capacita profesionalmente para nada y entendemos que en el objetivo principal de esta nueva reforma se esconde la necesidad de la Iglesia española de aumentar sus estadísticas. Piensen que solo un 23% de los alumnos de secundaria elegían religión. Con esta reforma la elegirán muchos más porque es una materia fácil que ayuda a subir la media. Así la Iglesia podrá seguir reclamando poder, interfiriendo en la vida civil, y lo hará en nombre de las estadísticas. ¿Por qué creen que es más fácil abandonar la Cienciología que apostatar? Porque no quieren que abandonemos su censo. Esas cifras son su poder. Me atrevería a decir, por ejemplo, que desde la asignatura de religión se dan las herramientas para el acoso escolar a un adolescente homosexual. ¿A eso le llamamos ‘reforzar el desarrollo personal del alumno’? No sé. Quizá le estoy dando demasiadas vueltas. Quizá debería conformarme con sacar un 10 en religión.

Anuncios

  1. CURRITO

    No te has enterado de nada, Paquito: los padres elegimos LIBREMENTE la asignatira de Religión para nuestros hijos porque nos da la real gana y, además, la Ley nos ampara. Y si tú la eliges para subir nota es porque eres tonto o, simplemente, idiota.
    Cierra ya el chiringuito, pesao.

    • En primer lugar, no le conozco de nada así que le agradecería que no me llamase Paquito.
      En segundo lugar, estoy muy a favor de que usted apunte a sus hijos a religión. Como sí los quiere apuntar al ejército. Son suyos. Y además, la ley les ampara. Pero cuando su hijo elija religión porque es una asignatura “maría” y es muy fácil de aprobar y le ayudará a subir nota, deseo que sea usted capaz de transmitirle a su hijo los grandísimos valores de amor al prójimo y fe que no ha sabido transmitir en su comentario a mi artículo.
      Y en tercer lugar, lamento que se haya quedado en la superficie del artículo y no haya aprendido aún a bucear.

      • Completamente de acuerdo LIBREMENTE con el señor Paco Tomás. Y quien se lo dice es una persona que estudió religión en un colegio religioso donde entró para aprender las primeras letras, salió para entrar ya en la universidad y debo decir que bastante bien preparado. Eran unos sacerdotes inteligentes (y eran los tiempos del Concilio Vaticano II, no estos preconciliares fundamentalistas que vivimos los católicos) tanto que ellos eran los primeros en considerarla una “maría”, o mucho menos que eso: te la aprobaban automáticamente y además solían ceder esa hora para estudio, o recuperación a los profesores que así lo requerían, en época de exámenes.

      • Y contaba para la media igual que Matemáticas o Latín, que se me había olvidado decirlo. También teníamos otra “maría” Formación del Espíritu Nacional (eran tiempos del Concilio Vaticano y curas “rojos” pero también tiempos franquistas), todo vuelve y ¡Lagarto lagarto…! Bueno, de hecho ahora la imparten con pelotas de goma en las puertas del congreso.

  2. Diego

    Buen artículo, Paco. Nos tienes acostumbrados a buenas reflexiones aunque quiero quería decirte algo:

    Estoy convencido de que tiene que existir una separación entre Iglesia y Estado, bueno, más bien que la religión -la que sea- junto con sus ideologías y dogmas estén separadas de las leyes que rigen la organización de una sociedad. Ahora, no creo que tenga que quedar relegada al “ámbito estrictamente privado” como si la gente tuviera que ponerse a rezar en la más oscura habitación de su casa.

    Creo que la gente tiene que vivir (y convivir) libremente con su religión -como la sexualidad, por ejemplo-, y eso quiere decir que pueda hablar de su fe, debatir sobre ella, criticarla, no avergonzarse de sus creencias ya sean la resurrección de los muertos, el caminar sobre las aguas o la virginidad de una mujer que tiene un hijo. Todo eso debe de ser respetado. Somos defensores de la tolerancia, ¿no?

    Tampoco creo que la religión sea algo que anule el pensamiento y la reflexión. Precisamente, hay que ser inteligentes y saber que la religión -bien entendida, como un estilo de vida que a través de ese “Dios” nos hace mejores y no como un conjunto de normas que condenan, discriminan y hacen pecado de cualquier cosa- puede ayudarnos a la reflexión, a hacernos preguntas sobre lo que nos rodea… Los profesores de religión intentan venderte su producto (con todo lo que ello conlleva) pero hay que utilizar el sentido común y quedarnos con lo que nos aporta y desechar las sandeces y las pamplinas.

    Siempre hablamos de Religión (Católica, por cierto). Pero, ¿qué pasa con esos alumnos judíos, musulmanes o evangelistas que han solicitado impartir la asignatura de su respectiva religión y no se les ha puesto un profesor y se les deriva a otras actividades, como esa asignatura “Alternativa” tan ambigua?

    Bueno, Paco, esto me ha quedado un poco extenso pero quería comentarlo. Hablar de algo tan íntimo (que no quiere decir que no se tenga que mostrar públicamente) es algo, que como he visto, rasca mucho la sensibilidad de la gente, aunque creo que de todo se puede hablar desde la predisposición y el respeto.

    Un abrazo enorme y sigue escribiendo así de bien para levantar estos debates tan necesarios. =)

    • Hola Diego:
      Gracias por tu mensaje. Cuando hablo de “ámbito estrictamente privado” no me refiero a la clandestinidad. Lo que quiero decir con eso es que no puede ser una asignatura que computé en la media de unos estudios. La religión forma parte del ámbito privado en el sentido de que se nos inculca desde el mismo instante en que nacemos. En el ámbito familiar. Mucho antes de entrar en el colegio. Pertenece a nuestro entorno íntimo, privado, en el sentido de exclusividad, como también lo es nuestra opción sexual. Pero al igual que sería absurda una asignatura de Homosexualidad o Lesbianismo que cuente para la media, no creo que la asignatura de religión deba computar en la media por las razones que ya doy en el artículo.
      ¿Qué debe reflejarse en el centro educativo? Sí, desde luego. ¿Qué debe vivirse en completa libertad? Sí, desde luego. De eso va el artículo. No es un ataque a los creyentes. El ser humano necesita creer. Todos creemos. Que no sea en Dios no significa que no creamos. El artículo habla de las estrategias de la Iglesia para no perder su poder. Puede que haya sido duro en mi exposición pero ellos no lo son menos en sus ataques.
      Muchas gracias por leerme y por participar.

  3. Nacho

    Sr Paco Tomas, otro post más, el 10 se lo lleva usted.

  4. Ángela

    Mis felicitaciones por todos sus artículos señor Paco Tomás, esta sociedad iría mejor si más personas pensaran como usted. Gracias por compartir tus pensamientos.

  5. A nosotros los curas nos decían cuándo preguntábamos qué era la circuncisión del Señor -esa rara palabra tan famosa y que salía todo el tiempo y que debía ser algo muy importante- nos decían que “un pequeño corte en la oreja”. Bueno, es una bobada, o no tanto: una muestra de “mentira” para los niños curiosos, que solemos ser, o haber sido, todos y más en un sitio donde se va a aprender y a preguntar lo que no se sabe de lo que te están explicando. La religión puede mentir, de hecho miente más que parpadea. Luego tiene la ventaja de los dogmas de fe, algo que no tienen ni las Matemáticas, ni la Física, ni la Gramática o el Latín, o incluso Educación para la Ciudadanía, una educación razonada para formar ciudadanos razonables y razonadores (creo que sólo la conserva Andalucía: y las demás comunidades no porque no habrán querido ya que tienen un margen de maniobra en la programación de asignaturas, si no Andalucía no podría haberla conservado), donde si lo que estudias no lo comprendes peor, lo que no ocurre con la religión efectivamente, donde si no entiendes nada mejor. Esa es la clave ser idiota, un borrego, una oveja más del rebaño del Señor Vaticano. Porque supongo que religión sólo hay una para Wert y para la Conferencia Episcopal de quien el ministro es vasallo: la de la Iglesia Católica.

  6. …pareces muy lineal, una linea recta como dices.., La vda, ya te has dado cuenta, no es así… En esa elipse vamos, soportando acuerdos con el vaticano para distribuir dogma en las escuelas… Religión sería una materia completa si las abarcara a TODAS… Se me hace parecida con las materias de “Educación Civica” de los liceos latinos, donde nos ponían propaganda del partido politco en el poder o contra el comunismo… Igual la trascendencia que le das es muy liviana, hablas del contenido bíblico ignorando su fondo histórico: Hicieron una revolucion comportamental con la doctrina de Jesus…Los romanos usaron eso para inventar una religión que los ayudase a dominar el mundo… Menos mal que los orientales son más intelgentes que nosotros…! Encuanto muchos hacen de la religion un movimiento político, llamando a los yankees de herejes (jeje), otros dejan lo que sea y simplemente adquieren sabiduria para evolucionar, para tornarse mejores a si y al medio donde viven…
    Mahatma Ghandi y Madre Teresa de Calcutá son apenas ejemplos de amor… La religion de los ateos es dferente, siembra la diferencia, no habla en amor…
    Claro, yo soy contra la catequesis en las escuelas, pero a favor de Educacion de Calidad…! Trabajar la mente en desenvolvimiento del alumno como Un Individuo, usando su medio para trscender el globo, todo el planeta, y consegur elaborar ideas y argumentos que defiendan su opnion en el futuro… En eso estamoslos profesores y maestros latinoamericanos, sin esperar del sistema mas que llamadas de atencón por hur del contenido didactico lineal que nos dan para enseñar… Todo está entrelazado, todos los conocimientos, todas las disciplinas y los hechos de la praxis, porque es para esta ser resuelta que estudiamos… S, hay recalcitrantes y extremistas, como ese ahí encima, que te llamó de Paquito… Jeje! No es un asunto fácil este, porque no usa la razón… Conciencia Racional en manos, vamos adelante! Y te comparto en el feice, para que vean que en europa estan mas atrasados que nosotros en educación… Tal vez con eso consiga una magia que minimice el oiio que sentimos aún por los colonialistas ladrones y genocidas de los que heredamos un lugar para reorganzar, sin rancias ideas o religones tradicionales, una tierra donde poder ser felices intentando MUDAR EL FONDO DE TODO, EL SISTEMA, porque alienarse con posesiones, poder, consumo, diversión masificada, o con religion, es lo mismo…

    • Llamar religión al ateísmo es una supina estupidez, y ganas de liarla, los ateos si siembran algo es igualdad y razón,no diferencia alguna, y “los colonialistas ladrones y genocidas de los que heredamos…” serán los tuyos,por ejemplo, supongo, porque con esos apellidos sangre española tendrás. Y el amor de Teresa de Calcuta, por otra parte, está bastante en entredicho, poco amor tenía la que consideraba que el SIDA era un justo castigo a las prácticas de amor desordenado.

      • Y “alienarse con posesiones, poder, consumo, diversión masificada, o con religión…no es lo mismo, es un totum revolutum sin pies ni cabeza ni análisis alguno y bastante simplista.

  7. Ya me ha servido tu enlace! Hay personas opinando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: