El Forro de la Caverna

Evolución es desarrollo. Siete años, como los que se pasó Brad Pitt en el Tíbet, son los que han tardado los jueces del Tribunal Constitucional en valorar eso. Siete años de dudas que, por fin, se disipan como la nube de humo tras una barbacoa. Ya está. Ahora que duden otros, que tienen motivos.

Sigo pensando que la Ley del Matrimonio Igualitario (es más correcto llamarla así, no matrimonio homosexual) es una victoria de nuestra sociedad, esa que ahora ve con estupor como las batallas ganadas en el pasado son papel mojado ante la dictadura de los mercados. En el reconocimiento del matrimonio igualitario no se podía emplear la excusa de la crisis, ni del déficit; era una cuestión de derechos civiles y en esos temas no hay eufemismos, ni rodeos, ni caretas. Apenas cabe el matiz. O progresista o caverna.

Eso no significa que la lucha haya terminado. No. Los derechos civiles tienen doble carrera: la formal y la real. Ahora es el turno de la real. Lo percibí el mismo martes que salió la resolución del Tribunal Constitucional. Por la mañana, en Los Desayunos de TVE, apareció el subdirector de La Razón soltando dos perlas, como las de los collares de Carmen Polo, en torno a este asunto: la primera, que este no era un problema que afectase a la mayoría de la sociedad, que incumbía a un 0,02% de los matrimonios que hay en España, así… como para quitarle relevancia. La segunda, que una vez que se legalizaba un matrimonio diferente al establecido en la Constitución, entonces ya se podría legalizar la poligamia.

Ese es el nivel de la caverna. Eso sin contar el titular del fanzine de extrema derecha que se comercializa en los kioscos bajo el nombre de La Gaceta y que abría su edición del día siguiente con: “Será Constitucional pero no es matrimonio”. Que es lo mismo que titular “Da igual el resultado de las urnas, daremos un golpe de Estado”. Ese es el nivel.

Al dato de los porcentajes, bastaría decirle al subdirector que no es una cuestión de tantos por ciento sino de derechos. Hasta diría que no me importa tanto si hay treinta mil parejas casadas o siete; lo que me importa es que mi país, el que no rechaza el dinero de mis impuestos por ser homosexual, me ofrezca la posibilidad de regular, como sucede con las parejas heterosexuales, mi unión sentimental. Y puede que decida no casarme nunca, pero quiero tener la posibilidad de decidirlo. Y eso, que nosotros seamos dueños de nuestras decisiones más personales, es algo que a la caverna no le gusta. ¿Qué es una cuestión de la letra de la Carta Magna? Vale. Cambien la letra. Ya hemos visto que se puede hacer muy fácilmente. ¿Qué las minorías –y no tanto, se lo digo yo- no tienen tanta relevancia? Podían haberle restado trascendencia también al recurso de la vergüenza, o haberlo retirado, teniendo en cuenta que representaba a una minoría de la sociedad si vemos que la ley fue refrendada por la mayoría del parlamento español, en porcentajes, la mayoría de la sociedad española. Pero parece que esa minoría, entonces, sí era válida. ¡Qué ideología tan elástica! Para que luego les llamen conservadores.

Y a la segunda perla, ¡qué manía tienen ustedes con la poligamia! Y algún o alguna descerebrado o descerebrada podrá soltar lo de casarse con una gallina. Bueno, si tanto les interesa el tema, si creen que tienen ustedes el mismo derecho a vivir en poligamia con varias gallinas, salgan a la calle y reivindíquenlo. A nosotros nos ha costado más de cuarenta años. Mucho ánimo.

“El Tribunal Constitucional sobra en este país”, escribía un patriota en Twitter. Mientras, el Foro de la Familia, que dado por dónde se pasan la democracia deberían rebautizarse como el Forro de la Familia, alertaba que se acababa el mundo y exigía al Gobierno que derogase la Ley. Ese es el nivel del Forro de la Caverna. Se merecerían quince minutos de discriminación, a ver si cambian su concepción de la vida y las relaciones humanas.

La evolución es algo inherente al ser vivo. Si en algo se ha equivocado el Constitucional es en pensar que ustedes, Forro de la Familia, Conferencia Episcopal, Grupo Intereconomía,… son parte de esta sociedad y, por lo tanto, han evolucionado. Estos siete largos años de espera han servido para demostrar que no se ha hundido el mundo ni se ha extinguido la familia. Que a la gente lo que de verdad le preocupa son los bancos ambiciosos, los trepas de la clase política que se llevaron el dinero público a espuertas, lo que va a suceder con los derechos por los que lucharon sus padres y abuelos. Eso les preocupa. No con quien me caso yo. Así que, vuelvan a sus cavernas. Hibernen y dejen a este país en paz. Que bastante tiene con levantarse cada mañana y soportar las noticias que nos amenazan como para encima tener que aceptar que ustedes quieran volver a retratar España en un blanco y negro que no se utilizaba desde hace 33 años. ¡Uy! La edad de Cristo. Mire usted por donde…

Anuncios

  1. Chal·ly

    Brillante como siempre, Paco. Resulta curioso comprobar cómo el Forro de la Familia, Rouco Clavel y compañía se han vuelto antisistema de repente.

    Por cierto ¿qué mal te han hecho a ti los fanzines para degradarlos a la altura de La Gaceta? Para mí los fanzines siempre han sido una cosa muy seria :(((

    • Me molesta muchísimo, por el respeto que le tengo a Paco Clavel, que se le compare en algo con Rouco. El chiste está muy visto y son más cosas las que los separan: ¡Todo! Y además seguro que todos tenemos un hijo de puta al que nos parecemos y Paco Clavel que es un señor muy elegante (Sí, lo es, y encantador) nunca no has dicho nada.

    • Mujer, u hombre, yo creo que lo de fanzine es una cuestión de cortesía por parte del Señorpacotomás para no llamarlo despreciable, vomitivo, retorcido, fundamentalista y falaz libelo de ultraderecha, pero eso es él quien lo debe decir mejor. De todas formas los fanzines siempre han sido una cosa seria cuando han sido serios. También los ha habido basura como hay revistas basura, programas de tele basura, periódicos basura, cine basura, o gacetas basura.

      • No tengo nada contra los fanzines. Me encantan. A lo que me refería es a ese componente rústico, con poca producción, de esos fanzines que se hacían en folios de colores y fotocopiados. No sé si me he hecho entender…lo mismo no

  2. Se puede decir más alto, pero no más claro. Siempre me sorprende con su labio querido señorpacotomas.

  3. Familia y matrimonio = hombre + mujer (lo que además de aburrido no quiere decir mujer + hombre = familia y matrimonio ya que esto puede ser, o compañeros de oficina tomando una caña, un polvo bien salvaje o un polvo con alguien de quien estés enamorado, pero también salvaje, o todo lo anterior, y más, por mucho que 3 + 1 = 4 ó 4 = 2+2).
    Familia y matrimonio es = un anciano padre putativo, un niño Dios e hijo de DIos, una teenager virgen aún, un arcángel (lo del ángel era en Barbarella) que le vino con el cuento de la verbena de la paloma para tranquilizarla y que supiera que a partir de entonces se le iba a hinchar la barriga pero que no se asustara porque su virginidad seguía estando intacta para el señor mayor carpintero si inventaban el Viagra, una paloma, palomo en este caso porque “manzana con manzana no… bueno, tú sabes”, que es lo ideal para dejar preñada a una virgen quinceañera sin que el pueblo critique ni la lapide como manda el Levítico, ¡al revés! ¡Una santa!, una mula -estéril per sé- y un buey y a Belén Pastores que ha parío la abuela y ya no cabemos todos aquí con to lo que nos va a venir pa la fiesta el día que circuncidemos al niño!
    Y ahí está el Vaticano para demostrarlo, que no son ni hombre ni mujer sino una carpintería para singles toda de mármol que heredaron de San Pablo que fue el que se quedó con ella y puso el MacDonald con una idea que se le vino a la cabeza después de caerse del caballo (o lo mismo fue antes, yo de S.P. un recaudador de impuestos no me fío y menos ahora), los singles de alí son unos seres espirituales con unas batitas largas muy monas, y unas señoras de la limpieza de la Adoración perepetua y unos chulos de goma, como todos los “puertas” que te dicen que no puedes entrar con bermudas o vestidito de tirantes. Ah, y los suizos esos también vírgenes, como los singles de las batitas, que van vestidos siempre por Gaultier como Hernán Cortés en el día del Orgullo Gay por si de pronto viene al Vaticano ¡Que quién sabe! Todo tiene su precio y si el lobby gay ese lo paga porque lo tiene en la hoja de ruta gay de su agenda gay, el Vaticano es muy comprensivo con el dinero de los demás que al fin y al cabo es suyo como toda mafia que se precie.
    Eso es una familia divertida y en gracia de Dios, no la malajá esa de “un homme et une femme dabada bada daba daba dá”, la de Belén, si Dios hubiera querido otra no habría liado la de Dios es Cristo que lió y que tiene todavía liá ¡Que no se hubiera inventao el pecado original y así no habría tenido que venir a quitárnoslo! Y es que los dioses también son personas y tienen sus fallos como humanos que son.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: