‘Salvem Es Trenc’ de la humillación

En ocasiones presiento que estamos viviendo en una especie de flashback, que somos pasajeros involuntarios de un viaje en el tiempo del que aún nadie puede asegurarnos que vayamos a regresar. Algunos creen que estamos tocando fondo y eso, para la clase media, siempre fue una excusa optimista para darse impulso y volver a la superficie. Yo, sin embargo, desde que vi Memento, ya no tengo claro si lo que algunos perciben como final es realmente el principio.

El problema de empezar a recortar derechos y libertades es que la megalomanía de la clase política entra en una espiral de tiranía ideológica y extravagancia, modificando aquellas leyes que no les son rentables, que les impide ver el límite razonable de su despropósito. Ahí tienen a Esperanza Aguirre en Madrid o a José Ramón Bauzá en esta tierra. Dos ejemplos de que Nerón puede reencarnarse. Bienvenidos a regreso al pasado.

En su ambición desmedida, los políticos ‘nerones’ tienden a entablar relaciones con empresarios sin escrúpulos y todos sabemos que de esa combinación, nada bueno puede salir.

El 21 de mayo de 1978, unas quinientas personas se manifestaron en la playa de Es Trenc, en Mallorca, para oponerse a la construcción de un bar y restaurante sobre las dunas. Así nació el lema “Salvem Es Trenc”. En 1980, el ayuntamiento de Campos tramitaba un proyecto de urbanización de 6.000 habitantes que, en un alarde de originalidad urbanística, incluía un campo de golf. La gente volvió a desdoblar la pancarta y reclamó el respeto a un entorno natural que el político de turno, demasiado ocupado en comprobar si en su ombligo cabía dinero, no era capaz de ver. Entonces, se detuvo el despropósito, aunque ahí están los bloques de cemento como recordatorio del horror. En el afán del PP por devolvernos al pasado, ahora han decidido autorizar un hotel de lujo junto a Es Trenc, de 1.200 plazas y otro puto campo de golf. Así que, treinta y cuatro años después de aquel 21 de mayo, Mallorca tiene que volver a desempolvar la pancarta de “Salvem Es Trenc” frente a los políticos ‘nerones’ que, mientras ven como se destruye su isla, se dedican a tocar la lira.

En este planeta, los gobiernos déspotas, a veces integrados por auténticos criminales, se caracterizan por justificar sus barbaries con argumentos tan peregrinos que si no fuera por el peligro que entrañan, nos parecerían dignos de una comedia del gran Berlanga. En Mallorca, los argumentos para construir un hotel junto a una playa virgen son de una mediocridad digna del currículum de las mentes promotoras. El más berlanguiano ha sido el de aclarar que Es Trenc no está en Es Trenc. Luego hay otros de un esfuerzo intelectual extremo como ese de que el hotel generará “unos ingresos procedentes del turismo de calidad muy beneficiosos para Mallorca”. Si me disculpan un momento, voy a vomitar.

Si bien es verdad que el Plan Territorial de Mallorca cada vez se asemeja más a los pañuelos desechables que hay en las papeleras de las cabinas de los peep shows, es indecente pretender construir otro hotel, junto a una playa virgen, con el manido argumento del turismo de calidad. Lo que le jode al alcalde de Campos es tener una playa magnífica en su municipio y que no le pueda sacar una rentabilidad, no poder convertirla en s’Arenal, con los ingresos que le proporcionaría, a él y a su municipio, jugar al Monopoly con el territorio que, no olvidemos, no es propiedad del alcalde; simplemente lo gestiona, durante cuatro años. No puedo comprender como Mallorca no ha desterrado de su vocabulario la palabra ‘edificar’. No puedo entender que aquellos que nos explican que hablar de Seguridad Social gratuita y universal es un término obsoleto, que tenemos que reinventarnos si no encontramos trabajo de lo nuestro, que todos los derechos y libertades que parecían incuestionables, se pueden cuestionar, sean los mismos que se niegan a cambiar y que apuestan por proyectos y políticas desfasadas. No hace falta ser Noam Chomsky para saber que si algo sobra en Mallorca, aparte de Bauzá, son hoteles. Que si construir es la única salida que se les ocurre a la crisis, deberían abandonar el cargo por incapacidad. Pero claro, para eso hace falta decencia y los políticos se vacunan de ella cuando entran en campaña.

Les confieso que de un tiempo a esta parte, cuando digo que soy mallorquín sufro una especie de humillación. La vergüenza de intentar explicar la mentalidad del mallorquín a aquellos que me cuestionan qué tipo de sangre corre por nuestras venas cuando damos mayoría absoluta al mismo partido que arropó a Jaume Matas, cuando dejamos que el cemento destruya nuestra riqueza natural, cuando somos capaces de vender nuestra alma al mejor postor. Solo deseo que Es Trenc siga siendo Es Trenc. Que no nos humillen más. Porque qui estima Mallorca, no la destrueix.

Anuncios

  1. sam

    ¡Joder Paco! Se te nota cabreao! con motivo… eso es lo malo.
    Y lo peor, lo que más me enferma, es que a estos sinvergüenzas se les sigue votando masivamente, mientras ellos destruyen masivamente este precioso planeta.
    Yo también les vomitaría todas las bilis en su cara propia.
    Salud

  2. Dan Zan Te

    Algo parecido siento yo Sr Paco Tomás cuando digo que soy valenciano…. Aunque al vivir fuera de alli siempre me queda la opción de decir que me exilié :
    (

  3. Xosé Anxo

    Algo parecido siento yo cuando digo que soy gallego, y politicos como estos me hacen serntir más nacionalista y de izquierdas que nunca, aviso a navegantes! ser nacionalista no significa odiar al otro, o ser excluyente, que ya veo a más de uno a la defensiva. Yo le deseo o mejor a valencianos, mallorquies, andaluces o vascos, creo que dada pueblo debe ser dueño de su futuro y sobre todo de su territorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: