El peor par

No sé si España alguna vez fue una. Los nostálgicos del antiguo régimen creen que sí. Pero claro, ellos también creen que era grande y libre. Ahora hay quien considera que somos diecinueve ‘españas’, una por comunidad autónoma. Ni tanto, ni tan calvo. Basta buscar una noticia en Internet y leer todos los comentarios que cuelga la gente, algunos valientes y otros anónimos, para comprender que España siempre ha estado dividida en dos. Los sabios apuntan que todos los países que padecen una guerra civil sufren una fragmentación social, ideológica, casi vital, que difícilmente se cerrará, así que pasen cincuenta años. Aprenderemos a convivir, incluso a celebrar conjuntamente, pero siempre existirá algo que nos incendiará por dentro, que nos quemará la sangre, y que volverá a posicionarnos a un lado u otro del abismo. Supongo que cuanto más saber acumulas, cuanto más conoces a tus contemporáneos, menos espacio le dejas al optimismo.

Esta semana, con voluntad o sin ella, he discutido mucho. El problema, en nuestro país, es que el simple intercambio de información carece de cooperación recíproca, eso que se enseña a los niños en las escuelas para que aprendan a debatir y a construir un pensamiento crítico, e inevitablemente acaba en confrontación. No hace falta que diga que política y religión son los dos temas perfectos para arruinar cualquier velada. Desde hará unos tres años, más o menos, los derechos de autor, la propiedad intelectual y las descargas ilegales funcionan de maravilla para acabar sacando lo peor de nosotros mismos. Lo tremendo es que, en este caso, los bandos parecen muy desiguales. A un lado, una masa enfurecida y poco dada al diálogo. Al otro lado, unos cuantos empresarios incapaces de reinventar su modelo de negocio y poco dados al diálogo. Un asunto con el que disfrutamos jugando a los sharks contra los jets. Pero, ¿qué pasa cuando no encuentras tu sitio, cuando ningún argumento de ese bipartidismo te convence, cuando crees que no es posible el entendimiento si nadie está dispuesto a ponerse en la piel del otro? Pues que te queda la tabla.

“Caminar por la tabla”. La peor opción. Todos los barcos piratas tenían esa plataforma, o ‘plancha’ como se la define en Peter Pan, para obligar a los condenados a avanzar por ella. En esa tabla estamos los autores y creadores. A un lado, los piratas; al otro, los tiburones y cocodrilos de la industria. El cierre de Megaupload ha logrado que los tiburones se congratulen y que los piratas se enfurezcan. Y la tabla tiembla. Sin embargo, nadie se ha dado cuenta que ambos extremos están más cerca de lo que ellos mismos creen. Kim Dotcom, como el elegante capitán Garfio, vivía como un gran directivo de Sony o de la Warner. Mientras, algunos creadores mantenemos el equilibrio sobre la tabla. Quizá el día en que unos comprendan que la cultura y el entretenimiento tienen un precio –y ese precio debe pagarse- y otros acepten que los tiempos dorados acabaron y que otro modelo de negocio tiene la obligación de ver la luz, quizá ese día, los creadores podremos abandonar, en fila india, la tabla y aportar nuestras ideas en una mesa de negociación y reinvención. Mientras tanto, lo mejor es no fiarse ni de unos ni de otros. Aunque una cosa es verdad: los empresarios, al menos, nos roban con nuestro consentimiento.

 

 

Pero no siempre se está en la ‘tabla’. Hay asuntos tan viscerales, tan escandalosos, tan indignantes, que parece imposible estar en medio. De hecho, parece imposible hasta tender un puente que comunique los dos acantilados. A un lado, los que festejan que Camps y Costa sean “no culpables” en la trama de los trajes. Al otro lado, los que no entendemos qué le echan al agua de Valencia. En parte es lógico que un jurado popular compuesto por valencianos que, en las elecciones autonómicas, revalidaron la mayoría absoluta del PP, no vean indicios de delito en su ‘molt honorable’ y simplemente observen una mera “relación laboral”. 5 votos contra 4. La justicia no es como un recuento electoral, aquí cada ciudadano vale un voto. Un voto que también puede darte la mayoría absoluta. Sin ley D’Hondt que valga.

Desde el otro lado me gritan de todo. Que si no acepto las decisiones de la Justicia cuando no son las que a mí me gustan, que si eso es de fascista,… Y yo, desde el precipicio de enfrente, entro al trapo. ¿Recuerdan ustedes al jurado popular que absolvió, en 2009, a Jacobo Piñeiro, autor confeso de un doble crimen a una pareja de chicos a los que había acompañado a su casa y a los que asestó 57 puñaladas, argumentando que lo hizo “en defensa propia”? Bueno, pues hay sentencias que provocan indignación y vergüenza. Pero para que vean mi buena predisposición, desde el miércoles llamo ‘amigo del alma’ al señor que me vende el pan. Las meras relaciones laborales, si esto crea jurisprudencia, deberían ser así de efusivas de ahora en adelante.

Ahora solo me queda esperar un MatasAlemany inocentes y un Garzón culpable para que, definitivamente, las dos ‘españas’, el peor par, tengan menos credibilidad que Sergi Arola anunciando el Lidl.

 

Anuncios

  1. Arbatan

    Hola Señor, para los que te leemos via RSS es un fastidio que desde que te has ido de Blogger los feeds no sean completos sino recortados, sería muuuuuyyyy bonito que volvieran a ser completos, todas las buenas faenas son completas. Por qué cortarse?.

    Perdón por utilizar la zona de comentario para “quejarme”, pero no sabía cómo hacerlo.

    • Jo, lo lamento. Es que…no sé qué puedo hacer yo. ¿Algún informático en la sala? ¿Algún diseñador de webs?

      • Arbatan

        Se supone que WordPress te da a elegir el tipos de feed que quieres emitir, corto o completo. Bueno, no te quiero dar la plasta con esto. Si buenamente bien y si no se puede pues ajo y agua

        Oye y un especial “La Transversal” por el 75 cumple, de regalo para los oyentes, supongo que no está previsto. Pues vaya fiesta!

      • A veces tengo la impresión que dentro de la casa nadie apreciaba mucho “La Transversal”. Gracias a vosotros, siento que lo importante es que calase entre los oyentes. Gracias. Todo el mundo de wordpress y de comandos…permítame que le diga que finjo no estar pez, pero de nada me vale.

  2. como me gustaría saber expresarme mejor

    con lo que molaba hablar de Camps, y resulta que lo primero que digo que soy analfabeto informático, De acuerdo soy analfabeto, informático también!

    Respecto a lo que te aprecian o no….., hombre que aunque no os acosteis con los vecinos virtuales de Wisteria, ja,ja….., de momento, al menos no la teneis que chupar a los jefes de la casa (espero!)

    bien pensado no voy a hablar de camps, quizas porque estoy desnudo, a mi no me regalan trajes, ni siquieran me corropen y solo tengo una reforma laboral que me entra en vigor el lunes, ay nooooo, no tengo traje para hablar.

    Con todo los nostálgicos del antiguo régimen, deben estar brindando con Cava de Sant Sadurní, porque el juez que quiso que los nietos de los asesinados por el régimen pudieran enterrar a sus abuelos, es el primer condenado por el tema de los trajes.

    De verdad el régimen murió, porque Franco sí, pero la iglesia y las manos blancas siguen con su dictadura, mientras las clases de ciudadanía andan por alguna cuneta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: