La tonta historia del nuevo Musaquontas

Queridos todos y todas:
El nuevo Musaquontas más que una evolución natural ha sido un despropósito puntual. Me explico.
Realmente me impactó el nuevo diseño. Me hipnotizó prácticamente. Tod@s las que pensáis que Musaquontas es un blog para leer y lo visual no es tan relevante, tenéis razón; pero yo me sentí como el jovencito inocente, bellísima persona y ciudadano ejemplar, que una noche se toma dos copas de más y se ve abocado a una noche de vicio, lujuria y desenfreno sin que nada ni nadie pueda evitar el tremendo final.
Tras someter a votación popular el nuevo diseño, tomé una decisión.
Es verdad que me jodía perder unos gadgets como el marcador de visitas, los seguidores, la ventanilla del Twitter, el enlace directo con el Spotify, el link a mis blogs favoritos…pero, con la resaca que me había dejado el movimiento de las imágenes en la pantalla del ordenador, cosa del nuevo diseño, llegué a aceptar la pérdida con estoicismo.
Las entradas además ahora incorporaban ya el enlace al Twitter y al Facebook, así no tenía que estar copiando y pegando. Todo me parecía más cómodo. Más visual. Más guay.
Sin embargo, la mayoría de vosotros y vosotras reconocíais que el anterior diseño, aunque menos espectacular y efectista, era mucho más lógico, más directo y más funcional.
Así que, controlando mi pulsión, como el ex fumador ante un paquete de tabaco, opté por hacer caso a mis lectores y volver a la plantilla antigua. Y ahí es donde empieza el circo. La anterior plantilla desapareció. No hubo manera lógica de regresar al anterior diseño. Me llevó a unas plantillas que no me gustaban nada, me empezó a cambiar cosas, a mover gadgets, y yo me ponía tenso, y…antes de sufrir un ataque de ansiedad, lo dejé así.
No es definitivo. Pero un día, con tiempo y tranquimacines, empezaré a buscar la antigua plantilla (u otra que me guste más) y reinventaré el Musaquontas. Volveré a buscar los gadgets, los colocaré en su sitio,…volveré a crear un hogar. Espero que todos tengan paciencia con esta casa que por intentar ser la más moderna del barrio, acabó en una especie de casa encantada que no sé si tendrá espíritu y fantasma propio pero psychokiller…a estado a un paso.
Se os quiere
Sr. Paco Tomás

Anuncios

  1. Me alegro mucho de que en algún momento del futuro el blog vaya a ser como era antes. Tómese con calma el cambio, que sin duda le costará esfuerzo. Para otra vez, le aconsejo guardar los valores que aparecen en la plantilla "diseño" como los anchos. También conviene tener en un archivo los códigos de los gadgets que no son de blogger, por si acaso.No dejo de pensar que a Musaquontas le han hecho un piling químico como a Samantha en la presentación del libro de Carrie. Lo bueno es que será temporal y hasta podemos pensar que puede acabar más bonito.¡Santa Madonna, qué foto! ¿Eso que veo en las mangas es un estampado de cebra? Aunque el pecho pétreo pueda dar pie a múltiples y variados comentarios, me quedo con esa forma verde que hay en la estantería a la parte izquierda. ¿Qué será?

  2. Los estampados van en la imaginación de cada cual. Las formas verdes, también. Incluso los pechos pétreos, que bien sabe Dios que no son tal.salud

  3. Bueno, las casas encantadas también tien su morbo. Mucho morbo. Si lo sabré yo.Os queremosPacho

  4. No sé lo que dirán los demás, pero a mí el blog me gusta blanco, aunque las zapatillas rojas tampoco están mal. Me acabaría acostumbrando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: