Pobre pero inteligente

Creo que la mañana en la que Marta se quitó un peso de encima brillaba un sol rescatado de un fotograma de El cielo protector. “Chicos, me he quitado un peso de encima”, dijo nada más llegar a nuestra altura. “Una científica de la Universidad de Ohio ha descubierto que no hay vínculos entre el cerebro y la capacidad de generar dinero”, añadió. Y acto seguido, sonrió triunfal. Nos miramos entre nosotros. Luego la miramos a ella. Ahí seguía, con la actitud invicta. Volvimos a examinarnos los unos a los otros para regresar, de nuevo, a su radiante sonrisa satisfecha. “Vais a hacer que me arrepienta de manteneros en la tarjeta SIM del móvil”, dijo Marta. “¿No os dais cuenta de lo que os estoy diciendo?”, cuestionaba inquieta. “Ser inteligente no es suficiente para convertirse en un millonario. La inteligencia no tiene nada que ver con el dinero”. Y volvió a sonreír complaciente, como si hubiera descubierto la vacuna contra la estupidez. El grupo intercambió miradas escépticas y condescendientes entre sí y volvió a fijarse en Marta. Cuando noté que apretaba el puño y mi cara le pillaba de paso, me elegí portavoz. “Todos nos alegramos de que te hayas quitado un peso de encima pero que la inteligencia no tiene nada que ver con la capacidad de generar dinero lo sabe hasta Victoria Beckham”. “Lo curioso”, apuntó Josep, “es que el estudio lo lleven a cabo en Estados Unidos, donde el porcentaje de millonarios supera al del resto del planeta”. “Te recuerdo que han logrado tener coeficientes intelectuales similares a los de Pica y Rasca presidiendo el país”, añadió Encarna. “Para ser rico basta con no tener corazón. Y cuantos menos periódicos leas y menos sepas de cómo viven tus contemporáneos, mejor”, señalé. “Precisamente la ignorancia es lo que ayuda a las fortunas a crecer”, sentenció Josep. Y acto seguido decidimos, por unanimidad, que no queríamos ser inteligentes; queríamos ser ricos. Pero Marta ya no estaba ahí. Seguramente se marchó enfurecida, pensando que teníamos todas las características indispensables para presidir un imperio.
Anuncios

  1. me encanta la autocracia de elegirse portavoz …entonces, si la ignorancia es lo que ayuda a las fortunas a crecer me quedo con la inteligencia, que ayuda bastante más a crecer. Lo sabrá la Beckham ésto también ?

  2. Si ese estudio es correcto,¿por qué no estoy forrada?…

  3. Eso llevo preguntándome hace años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: