Estoy en venta

¿Qué pasará por la cabeza de una persona cuando descubre que hay gente capaz de pagar 41.100 dólares por conocerla? Yo no lo sé, pero Scarlett Johansson sí. La protagonista de Match Point se ‘subastó’, hace tiempo, en la red con el fin de recaudar fondos para la ong Oxfam America. El pujador podría acompañar a la actriz, en coche con chófer, al estreno mundial de He’s just not that into you. “A mí me daría miedo”, dijo Encarna. “Si alguien es capaz de pagar 25.000 euros por compartir contigo el estreno de una peli, donde no vas a poder hablar, porque en el cine no se habla,…” “Eso era antes”, interrumpió Marta. “Ahora se habla, se come, se telefonea, se todo.” “Lo que quiero decir -reanudó Encarna- es que la persona no se va a gastar ese dineral a cambio de algo que no colme sus expectativas. Y si hablamos de hombres, sus expectativas están bien claras. Y eso, asusta”. Marta no pensaba lo mismo. “Si alguien pagase 25.000 euros por conocerme lo menos que puedo hacer por él, y por la ong, es tirármelo”. A veces pienso que Marta es un tío. “Aunque saber que alguien te idolatra tanto como para desembolsar la cuarta parte de una hipoteca en compartir contigo unas horas resulta perturbador” “Yo, por ejemplo, sé lo que es pagárselo todo a un hombre; pero que un hombre pague por mí,…no tengo ni la más remota idea”, soltó Emma, que aunque sea rubia, a veces reflexiona como una morena. “Creo que algo así redecora tu ego. Si te despiertas una mañana con el ánimo desgastado, siempre podrás mirarte al espejo y recordar que hay gente capaz de pagar media fortuna por unos minutos de tu tiempo. Y, acto seguido, saldrás a la calle dispuesto a comerte el mundo”, apunté. “Todo eso está muy bien pero…¿qué pasa por la cabeza del individuo que paga? Esa es la cuestión”, insistió Encarna. “Creo que confía en fascinar a su cita hasta que ella acabe enamorada de él”, apuntó Emma, que, de repente, volvió a razonar como una rubia. El resto pensamos que, en su foro interno, el tipo soñará con follársela. Esa es nuestra fe en el ser humano.

Anuncios

Un Comentario

  1. Querido Señor Paco Tomás, A mí me parece que lo preocupante sería que una pedazo de mujer como la Scarlett no despertara los instintos más primitivos de ninguno (o ninguna). ¿Qué nos quedaría de humano entonces? Para esquivar las urgencias de las feromonas, creo que habría que estar menos buena, o bien evitar hacerse fotos sexys.Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: